Skip to content
¡Papelería al por mayor en Colombia!

Métodos de estudio efectivos para universitarios, adolescentes y niños

Tabla de contenido

El estudio es una parte esencial de la vida de cualquier persona ya sea estudiante, profesional o simplemente alguien que desea iniciarse en algo nuevo.

Aprender de forma rápida, eficiente y duradera requiere de la puesta en práctica de métodos de estudio efectivos, que ayuden a comprender con facilidad los conceptos y a retener la información.

Estrategias de lectura, tarjetas de memoria, esquemas, resúmenes, etc., son algunas de las técnicas más usadas y su efectividad depende de las necesidades propias y el estilo de aprendizaje.

Para que puedas escoger a gusto, en este post te enseñaremos cuáles son los métodos de estudio más eficaces para potenciar el aprendizaje y alcanzar el éxito en cualquier etapa de la vida académica.

¡Adelante!

¿Qué son métodos de estudio?

Son técnicas y estrategias que ayudan a los estudiantes a aprender de forma más eficiente y efectiva.

Existen muchos métodos de estudio, pero todos tienen el mismo objetivo: «Ayudar a los estudiantes a comprender, retener y aplicar la información que están aprendiendo en diferentes situaciones».

¿Por qué son importantes los métodos de estudio?

Los métodos de estudio ofrecen grandes beneficios, entre ellos:

  • Ahorro de tiempo y esfuerzo; al aprender de forma más eficaz y eficiente, se dispone de tiempo libre para desarrollar otras actividades.
  • Mejora en los resultados académicos y logro de los objetivos educativos.
  • Preparación para el éxito en la vida, mediante la resolución de problemas y toma de decisiones acertadas.

Veamos algunas de las estrategias de aprendizaje más recomendadas (según el nivel educativo):

Métodos de estudio para universitarios

Para los estudiantes universitarios, es fundamental contar con métodos de estudio que permitan maximizar la concentración y procesar eficazmente la cantidad de material a aprender en un corto período de tiempo.

Algunas técnicas efectivas para este nivel académico incluyen:

1. Práctica distribuida

Consiste en dividir el tiempo de estudio en sesiones más cortas y espaciadas y se basa en la idea de que el aprendizaje es más eficaz cuando se realiza de forma gradual y constante.

La «técnica Pomodoro» se centra en esta idea para hacer una gestión del tiempo útil, aumentar la productividad durante el estudio, mantener la concentración y evitar la fatiga mental, al dividir las tareas en bloques de tiempo que combinan actividad y descanso (pausa).

En nuestro blog encontrarás un artículo sobre ¿Qué es la técnica Pomodoro? con todos los pasos a seguir para aplicarla y maximizar la eficiencia.

2. Aprendizaje activo

Es una forma de involucrarse en el proceso de aprendizaje y se refiere a participar en actividades que exigen pensar y aplicar la teoría a situaciones reales para comprender los conceptos de forma sencilla.

Resolver problemas, realizar algún test, escribir un ensayo, desarrollar algún experimento, participar en proyectos, etc., son tareas que facilitan el aprendizaje activo.

3. Estrategias de lectura

La lectura es una de las principales herramientas de aprendizaje en cualquier nivel para comprender y retener la información que se lee. Algunas estrategias útiles son:

  • Subrayar la información clave.
  • Hacer preguntas sobre lo que se está leyendo.
  • Relacionar la información nueva con conocimientos previos.
  • Sintetizar o resumir la información de un texto.

La «técnica SQ3R» es uno de los métodos americanos de estudio más efectivos para leer y comprender textos académicos complejos a través de 5 pasos: Survey (revisión), Question (pregunta), Read (lectura), Recite (recitar) y Review (revisión).

Este videotutorial explica el paso a paso para su uso:

4. Estudio en grupo

Estudiar en grupo es una excelente forma de aprender mientras se comparten ideas, opiniones y se aclaran dudas.

Una lluvia de ideas o brainstorming sobre el tema a estudiar es perfecta para aplicar este método y motivarse en equipo.

Jóvenes estudiando en grupo.
Estudiar en grupo es perfecto para compartir ideas y resolver inquietudes sobre un tema

Un tip: El Kit «Planeadores» trae productos prácticos para organizar tu actividad grupal y destacar tus apuntes.

5. Enseñar a otro

Enseñar a otra persona lo aprendido de un determinado tema mediante una exposición o explicación detallada permite reforzar los conocimientos propios.

El «método Feynman» es ideal para realizar esta práctica y explicar conceptos complejos con un lenguaje sencillo (incluso a alguien que no tiene conocimientos previos sobre un determinado tema).

Al hacerlo, es posible identificar lagunas en la comprensión de un tema e incrementar su dominio. Para aplicarlo, basta con seguir estos pasos:

  • Elige el tema o concepto que deseas aprender.
  • Enséñalo como si le hablaras a un niño; esto te obligará a simplificar la información y encontrar las ideas principales.
  • Identifica los vacíos en la comprensión del concepto.
  • Busca recursos adicionales para aclarar las dudas y vuelve a explicar el concepto hasta que puedas hacerlo de forma clara y sencilla.

6. Foro virtual

Aprovechar herramientas como aplicaciones móviles, plataformas en línea y recursos multimedia es una buena opción para complementar el estudio tradicional y crear foros online que propicien el debate e intercambio de ideas.

7. Mapas mentales y conceptuales

Los mapas mentales y conceptuales son métodos de estudio muy útiles para organizar la información de forma visual y facilitar la retención de datos concretos.

Un tip: Las hojas de colores son fantásticas para destacar bloques de contenido y estimular la memoria.

Al igual que los universitarios, los adolescentes también pueden beneficiarse enormemente al utilizar métodos de estudio:

Métodos de estudio para adolescentes

Los adolescentes se encuentran en una etapa de transición en la que tienen que aprender a gestionar su tiempo, responsabilidades y adquirir hábitos de estudio saludables.

Checa estos métodos de estudio efectivos para adolescentes:

1. Reglas mnemotécnicas

Consiste en relacionar un concepto con una imagen o un juego de palabras y son útiles para memorizar fechas, nombres, fórmulas, conceptos, listas, etc.

Existen varias formas de ponerla en práctica:

  • De forma verbal, creando frases con iniciales de las palabras a memorizar.
  • Con una palabra clave que se relacione con el tema.
  • Creando una historia a partir de las palabras que se quieren recordar.
  • Imaginando una ruta en un entorno familiar (palacio de la memoria).
  • Con números o dibujos.

En este video encontrarás una explicación sencilla de este método:

2. Preguntas de repaso

Se refiere a crear preguntas de repaso sobre el material de estudio para evaluar su comprensión.

Estas preguntas pueden ser abiertas, cerradas, de verdadero o falso, etc., el objetivo es evaluarse a uno mismo para valorar el progreso e identificar áreas en las que se necesite mejorar.

El método de estudio «Active Recall» o «recuerdo activo» es magnífico para hacer una autoevaluación de un tema a través de preguntas.

Un tip: Piensa qué preguntas plantearía tu profesor y anótalas para su estudio.

3. Cuadro comparativo

Es una técnica de estudio basada en organizar la información de forma visual, comparando dos o más elementos para comprender las similitudes y diferencias entre ellos.

Para ponerla en práctica, se identifican los elementos a comparar (conceptos, teorías, temas, etc.) y se establecen los criterios de comparación: características, propiedades, funciones, etc.

Luego, se crea una tabla que debe tener tantas columnas como elementos quieras comparar y tantas filas como criterios de comparación establezcas.

Por último, se llena la tabla con la información correspondiente.

4. Método de Cornell

Es uno de los métodos americanos de estudio más utilizados y constituye una técnica de toma de apuntes que ayuda a los estudiantes a organizar la información clave de manera efectiva y mejorar su comprensión.

Para ello, se divide una hoja de papel en dos secciones: una columna estrecha a la izquierda para resúmenes o palabras clave y una sección más amplia a la derecha para notas detalladas.

Un tip: Las bitácoras de puntos son excelentes para practicar este método.

Método de estudio Cornell para tomar apuntes.
El método Cornell facilita la organización de los puntos clave de un tema

5. Lectura en voz alta

La lectura en voz alta es un recurso valioso para estimular la memoria auditiva y retener los contenidos más fácilmente que leyéndolos en silencio. Además, permite ejercitar la argumentación y la capacidad de simplificar información.

6. Recursos digitales

La Inteligencia Artificial está revolucionando la educación, con herramientas como tutores virtuales, softwares educativos, recursos basados en el juego, etc., que permiten adaptar los contenidos al ritmo de aprendizaje de cada quien, facilitando el tiempo de estudio.

Además, el uso de elementos de juego (gamificación) hace que el estudio sea más divertido y atractivo para los adolescentes.

Un tip: No te limites a leer o ver los recursos tecnológicos; sé selectivo y centra tu atención en aquellos que te ayudarán a alcanzar tus objetivos de aprendizaje.

7. Método PLaSMaRA

Es un método de aprendizaje activo que ayuda a los adolescentes a mejorar su comprensión, retener la información y desarrollar las habilidades de pensamiento crítico.

El método se basa en seis etapas:

  • Prelectura, que implica revisar título, subtítulos, imágenes y otros elementos visuales para tener una visión general del tema.
  • Lectura de forma activa para identificar las ideas principales, los conceptos clave y las relaciones entre los diferentes elementos del texto.
  • Síntesis o elaboración de un resumen del texto.
  • Memorización, usando la repetición, la creación de imágenes mentales o la asociación de la información con algo que ya se conoce.
  • Repaso o revisión de la información que ha aprendido.
  • Autoevaluación, para saber si el aprendizaje ha sido significativo.

En el caso de los más pequeños, para que una técnica de estudio sea eficaz debe ser divertida, atractiva, fácil de aplicar.

Estos son algunos de los métodos de estudio efectivos para niños:

Métodos de estudio para niños

En la etapa de infancia, potenciar la agilidad mental y mejorar la memoria puede lograrse mediante:

1. El juego y la exploración

El juego y la exploración son métodos de estudio muy eficaces para niños y les permiten aprender de forma natural y divertida, a su propio ritmo.

Juegos de mesa, paseos por la naturaleza, experimentos científicos, juegos de rol y de construcción, son algunas técnicas para aprender sobre diferentes temas a través de la experiencia directa.

Niño jugando con diferentes materiales.
Explorar es un medio fantástico para el aprendizaje en los niños

2. Memorización con dibujos

Consiste en asociar conceptos con imágenes o dibujos. Esta técnica es muy efectiva para los niños pues aprovecha su fuerte capacidad para el aprendizaje visual.

3. Método Blurting

También conocido como «técnica de lluvia de ideas rápida», es un método ideal para niños de todas las edades, enfocado en la participación activa y el desarrollo de la creatividad y el pensamiento crítico.

La idea central es simple: cualquier idea espontánea, pregunta, asociación o pensamiento que surja durante una lectura, clase o actividad debe ser expresado sin filtro.

Esta lluvia de ideas sin restricciones crea un ambiente dinámico que estimula a los niños para convertirse en aprendices independientes y motivados.

4. El subrayado

Es un método de estudio clásico y se refiere a resaltar la información importante o puntos clave en un texto.

Un tip: El uso de diferentes colores despierta la creatividad y motiva al niño a realizar la actividad.

5. Flashcards o tarjetas de memoria

Son tarjetas didácticas en las que se escribe una pregunta en un lado de la tarjeta y la respuesta en el otro lado.

Se puede adaptar a todas las asignaturas con definición de conceptos, preguntas, etc., y es muy útil para recordar información y estudiar con la dinámica de juego.

6. Test de preguntas y respuestas

Es una técnica de estudio relacionada con preguntas que incluyen varias alternativas de respuesta para que el niño seleccione la que considera correcta. Es muy favorable para estimular la comprensión y reflexión.

7. Esquemas

Los esquemas son un método de estudio aplicable para niños de todas las edades ya que permiten organizar la información de forma visual, utilizando llaves, flechas, colores, símbolos y otras herramientas que facilitan la memorización.

Como ves, hay métodos de estudio para todos los niveles académicos.

¿Cómo elegir el método de estudio adecuado?

El método de estudio adecuado dependerá de las preferencias, el estilo de aprendizaje y los requerimientos de estudio.

Por ello, es crucial experimentar con diferentes técnicas hasta encontrar aquellas que se adapten a tus necesidades; que sean eficaces pero también agradables y motivadoras.

Si eres una persona visual, te pueden ayudar los mapas conceptuales, las tarjetas de memoria, etc., si eres una persona auditiva, una grabación de ti mismo leyendo el texto o escuchar un audiolibro te dará buenos resultados.

Si eres una persona kinestésica y se te facilita aprender a través del movimiento y contacto con los elementos que te rodean, hacer resúmenes, tomar notas y la práctica activa es para ti.

¡Tú decides cuál de los métodos para estudiar te va mejor!

Para finalizar, te dejamos un top 10 de las acciones a seguir para mejorar el aprendizaje:

10 estrategias de aprendizaje

Estas estrategias de aprendizaje te ayudarán a obtener excelentes resultados en la escuela o en la universidad:

1. Planifica tu tiempo de estudio

Una de las claves para el éxito académico es la planificación. Antes de empezar a estudiar, es importante que te tomes un tiempo para crear una rutina estructurada, bien planificada, sostenible y ajustada a tus preferencias.

En nuestro blog está disponible un artículo sobre Herramientas para organizar el tiempo con tips que te serán de gran ayuda.

Un tip: El Kit Planner Addict está diseñado para simplificar tu día, priorizar tus tareas de manera efectiva y mantener un seguimiento constante de tu progreso.

Kit de planifcación de Formas Futuro.
Los planificadores y las listas de tareas son geniales para planear el tiempo de estudio

2. Establece metas claras

Planea objetivos académicos (y personales) a corto y largo plazo para mantenerte enfocado, motivado, evaluar tu progreso e identificar las áreas de mejora.

Para ello, define qué es lo que quieres aprender: ¿Quieres mejorar tu comprensión de un tema específico? ¿Quieres aprender a resolver problemas matemáticos? Una vez que tengas tus objetivos claros, podrás enfocar tus esfuerzos de estudio en ellos.

Un tip: Las listas de tareas son óptimas para llevar un seguimiento de tus objetivos de manera sencilla y maximizar tu productividad.

3. Crea un espacio de estudio apropiado

El lugar donde estudias puede influir en tu capacidad de aprendizaje.

Intenta crear un espacio de estudio tranquilo, organizado, bien iluminado, donde puedas concentrarte sin distracciones y dispongas de todo lo que necesitas para estudiar: libros, notas, lápices, cuadernos, un ordenador, etc.

Incluye música suave, velas, plantas, notas con mensajes positivos y cualquier otro elemento que te agrade para crear un entorno de aprendizaje positivo y motivador.

4. Elige el método de estudio

Hay muchas estrategias deestudio diferentes que puedes usar. Considera tu estilo de aprendizaje para seleccionar cuál se adapta a ti: ¿Eres una persona visual, auditiva o kinestésica?

Quienes recuerdan fácilmente a través de la vista son visuales; si lo hacen solo escuchando son  auditivos y si ocurre a través de sensaciones y emociones, son kinestésicos.

Puedes experimentar y combinar los diferentes métodos para maximizar el rendimiento académico.

En este reel encontrarás una súper combinación entre flashcards y el poder del active recall:

5. Toma notas efectivas

Cuando tomes notas, asegúrate de hacerlo de forma clara y concisa. Intenta identificar las ideas principales del material que estás estudiando y apunta solo esa información.

Puedes usar símbolos y abreviaturas para simplificar tus notas.

Un tip: Las mini agendas y los tacos de notas son prácticos para anotar lo que desees y hacer recordatorios.

6. Repasa regularmente

El repaso es clave para el aprendizaje; hazlo de forma gradual con la estrategia de aprendizaje que desees (leyendo tus apuntes, haciendo resúmenes, esquemas o realizando ejercicios prácticos, etc.).

7. Participa en grupos de estudio

Estudiar con amigos o compañeros de clase crea un entorno social agradable para debatir y compartir las ideas sobre un tema.

8. Busca apoyo cuando lo necesites

No tengas miedo de pedir ayuda cuando la requieras. Si tienes problemas para entender un concepto o una tarea, no dudes en hablar con tu profesor, tutor, un compañero de clase o algún familiar que pueda aclarar tus dudas.

Sé paciente contigo mismo (y con los demás); recuerda que cada uno tiene un ritmo de aprendizaje propio y la empatía es un factor clave. 

9. Aprovecha los recursos digitales

En Internet hay una gran cantidad de información sobre cualquier tema, desde libros y artículos hasta vídeos y podcasts, que se actualizan constantemente y pueden ser interactivos.

 Haz uso de estos recursos de forma eficaz para obtener el máximo rendimiento.

10. Tómate un descanso

Cuando estás estudiando, es esencial tomar descansos regulares para mantener la concentración y evitar la fatiga.

Procura incluir en la rutina descansos de 15 minutos (cada 25-30 minutos de estudio). Durante los descansos, puedes salir a caminar, conversar, tomar una ducha relajante o hacer algo que te guste.

¡Con organización, práctica, las técnicas y los recursos adecuados, podrás aprender a estudiar de manera efectiva!

En Formas Futuro encontrarás todo lo que necesitas para desarrollar el método de estudio de tu preferencia 📝 y explotar la productividad. Echa un vistazo a nuestros productos y aprovecha al máximo tu tiempo para alcanzar lo que deseas.

¿Qué otro método de estudio conoces?

¡Cuéntanos, nos encantaría leerte!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Entradas recomendadas
Actividades para mejorar la salud mental y emocional
¡Descubre 13 actividades para mejorar tu salud mental y emocional y empieza hoy mismo a vivir una vida más plena y positiva!
Leer más
¿Qué es la psicología del color?
La psicología del color es un campo de estudio fascinante que explora cómo los colores pueden influir en las emociones. ¡Aprende cómo usarla!
Leer más
Pinturas al óleo para principiantes
Las pinturas al óleo son una de las técnicas más populares en el mundo del arte. ¡Aprende todo lo que necesitas para crear tu primera obra!
Leer más

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?