Skip to content
¡Papelería al por mayor en Colombia!

¿Cómo hacer una rutina diaria? Aprende a organizar tus días

Hacer una rutina diaria nos acerca a las metas trazadas.
Tabla de contenido

Una rutina diaria es un excelente medio para organizar eficazmente las diversas actividades cotidianas y puede acercarnos más a las metas trazadas.

Para ello, se debe aprender a priorizar las tareas y conectar las acciones del día a día con los propósitos. Si aún no sabes cómo iniciar esta práctica o deseas hacer algún ajuste en tu rutina y sigues postergando el momento, este artículo es para ti.

Te enseñaremos cómo crear rutinas y algunos tips que te servirán para organizar tus días, aumentar la productividad y encontrar el equilibrio para vivir a plenitud.

¡Comencemos!

¿Por qué es importante tener una rutina diaria?

Para muchos, contar con una rutina de organización es favorable pues permite tener control y decidir cómo manejar el tiempo; para otros resulta ser monótono y aburrido por el hecho de tener que repetir la misma cosa una y otra vez.

Independientemente de la visión de cada quien, diversos estudios demuestran que tener una rutina diaria tiene grandes beneficios, tales como:

  • Favorece la salud mental, al brindar una sensación de control y comodidad psicológica.
  • Permite organizar el tiempo de manera tan eficiente y reservar momentos para la relajación.
  • Aumenta la calidad de vida, al sentir que las cosas fluyen de una mejor manera.
  • Mejora la autodeterminación.
  • Proporciona una sensación de seguridad y autonomía.

Sea que busques paz mental o una organización útil a nivel personal y profesional, saber cómo hacer una rutina diaria es fundamental para iniciar y estos tips te serán de gran ayuda:

¿Cómo tener una buena rutina diaria?

Mantener una rutina diaria requiere de ajustes, organización personal, constancia y una actitud positiva. A pesar de que cada caso es diferente (pues debe adaptarse a las capacidades y estilo propio), existen 5 aspectos a considerar para tener una rutina diaria eficaz:

1. Crea una rutina efectiva

Conectar las acciones a tus propósitos y enfocar la atención en alcanzar cada pauta hará que la rutina diaria sea más cómoda de mantener a largo plazo y que los hábitos deseados se conviertan en una parte natural del día.

Planificar una rutina efectiva es fundamental para cumplir los propósitos.
Un planeador diario es una gran herramienta para organizar la rutina

2. Realiza cambios de forma gradual

Una buena rutina requiere de ajustes en las actividades diarias. Lo recomendable es realizar pequeñas mejoras paulatinamente (en lugar de cambios dramáticos a corto plazo) e ir adaptando los mismos a tu estilo de vida.

Por ejemplo, las rutinas exitosas realzan el famoso refrán «A quien madruga, Dios le ayuda» haciendo énfasis en los beneficios de despertar temprano.

Si estás programando una rutina diaria y se te dificulta levantarte temprano, procura la primera semana despertar 30 minutos antes de lo habitual, la siguiente semana 1 hora antes y así, poco a poco, hasta cumplir con la meta.

De esta forma, lograrás despertar de buen humor y con energía para comenzar a realizar tus tareas diarias y es más probable que continúes tu rutina de forma optimista.

3. Distribuye el tiempo apropiadamente

Analiza cómo estás gastando tu tiempo y trata de mantener el enfoque para evitar la procrastinación (retraso de actividades que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más agradables).

Incluye descansos o pausas activas dentro de tu rutina para ofrecer al cerebro la oportunidad de generar nuevas ideas, hacer algo que te gusta o simplemente relajarte y conectar contigo mismo.

Estos tips te ayudarán a distribuir el tiempo y cumplir tus compromisos del día:

4. Afronta los imprevistos

A pesar de tener una rutina diaria establecida y ejecutar cada paso, es común que se presente algún evento inesperado que nos desvíe del camino a seguir; enfrenta la situación con una actitud positiva y no te juzgues si ese día no lograste el cometido.

¡Sigue siempre adelante con ímpetu y pasión!

5. Sé constante

Cumplir con la rutina diaria implica compromiso y constancia para lograr los objetivos.

Ahora que conoces estos puntos clave es momento de reflexionar y armar una rutina poderosa:

Cómo armar tu rutina

1. Determina los objetivos

Una de las claves para organizar tus días es identificar qué deseas lograr con tu rutina diaria. Tener objetivos claros facilita la creación de un plan adecuado, ayuda a priorizar las actividades y puede impactar de manera positiva cada acción y pensamiento.

2. Define las acciones con anticipación

Planificar la rutina exige tiempo. Lo recomendable es precisar las actividades a realizar la noche anterior; de esa forma comenzarás el día con calma y consciente de las asignaciones pautadas.

Asegúrate de incluir en la rutina tareas que realmente desees realizar y sean posibles. 

Para ello, dedica un tiempo (30 o 45 minutos) a visualizar cómo quieres que sea tu día. Luego, organiza las actividades a realizar según el orden de importancia y el tiempo requerido para cumplirlas, bien sea en un listado, bloques o segmentos.

Las Agendas, Bitácoras, Planeadores y el Calendario 2023 de Formas Futuro facilitan este trabajo, con un formato ideal para anotar los pendientes y organizar tus días.

Un tip: Los trackers y los check lists son herramientas súper útiles para llevar un seguimiento de tus rutinas, objetivos y ayudarte a cumplirlos. En este reel puedes ver de qué se trata:

Y si te agrada el mundo digital, aplicaciones como TimeCamp, Google Calendar, Evernote, Google Keep y Sleep Cycle están disponibles en línea para ayudarte.

3. Mantén el enfoque

La capacidad de enfoque es esencial para la organización y desarrollo de la rutina diaria. Visualiza continuamente tus metas y concentra la atención para hacerlas realidad.

Para evitar distracciones, es recomendable centrarse en desarrollar una tarea a la vez y al cumplirla, iniciar con la siguiente.

En nuestro blog encontrarás un artículo dedicado a Herramientas para organizar el tiempo que te será muy útil.

4. Sé cordial contigo mismo

Si en algún momento no logras alcanzar todo lo propuesto en la rutina, ¡despreocúpate! No se trata de ser perfecto sino de encontrar la felicidad en esas pequeñas acciones que día a día te llevan a alcanzar todas tus metas.

Toma un descanso y relájate para conectar con tu «Yo interno» y encontrar nuevamente el equilibrio.

4. Agradece

Incluir el agradecimiento en la rutina permite iniciar el día con serenidad y reconocer las cosas positivas que suceden en nuestra vida.

Con el Kit planeadores, además de administrar el tiempo y anotar tus pendientes diarios tienes la posibilidad de agradecer y comenzar o finalizar tu día de la mejor manera.

Kit Planeadores de Formas Futuro.
Expresar gratitud en la rutina diaria nos ayuda areconocer las bendiciones que nos rodean

Asimismo, no te olvides de practicar comportamientos que contribuyan a hacer de este mundo un lugar más respetuoso y humano; pequeñas acciones diarias como ser solidarios, expresar agradecimiento a otros o brindar una sonrisa pueden tener un gran impacto en nuestra vida y la de los demás.

En el post sobre Diario de gratitud encontrarás tips y ejercicios de agradecimiento que darán un giro a tus días.

4. Cuídate

El autor romano Décimo Junio Juvenal expresaba que: «debemos orar por una mente sana en un cuerpo sano». Esto resume el valor de canalizar pensamientos positivos, hacer ejercicio, descansar (mínimo 8 horas diarias) y alimentarse bien, de manera equilibrada.

Incorporar la meditación o el Mindfulness en tu rutina diaria te permite vivir en el «aquí y ahora», consciente de las emociones. Leer un libro, ver un video que te inspire, escuchar un audio con nuevas ideas, etc. enriquece tu mente y fomenta tu crecimiento personal.

Por otro lado, el entrenamiento físico ayuda a combatir el estrés y libera las llamadas hormonas de la felicidad (dopamina, serotonina y endorfinas).

Si aún no has encontrado la forma de organizar tu rutina de entrenamiento en el gimnasio (o en casa), aquí te dejamos algunos consejos para que inicies hoy mismo:

¿Cómo organizar tu rutina de gym? 

Cualquier rutina de gimnasio debe contar con un plan de entrenamiento equilibrado, adecuado a las capacidades del que se ejercita y con objetivos claros y reales.

Además, el compromiso personal y el apoyo de un experto son fundamentales, pues existen ciertos principios básicos de entrenamiento para aplicar los estímulos adecuados, en la medida correcta y en el momento oportuno.

De forma general, para crear una rutina efectiva es importante cumplir con ciertos criterios, entre ellos:

  • Entrenar un mínimo de tres días por semana.
  • El lapso de duración del entrenamiento oscila entre 30 y 80 minutos.
  • El plan de entrenamiento debe incluir ejercicios aeróbicos, fortalecimiento muscular, ejercicios para fortalecer la zona media, entrenamiento de equilibrio y flexibilidad y estiramiento.
  •  Se debe trabajar todos los músculos del grupo o grupos elegidos cada día, de manera equilibrada.

A modo de guía, la rutina del gym puede enfocarse en tres etapas:

1. Calentamiento

El primer paso para entrenar es cumplir con un buen calentamiento; dedica unos 10 minutos a realizar ejercicios de movilización articular y estiramientos dinámicos, prestando especial interés a los grupos musculares (pecho, espalda y piernas).

También se puede incluir 10-15 minutos de ejercicio suave en máquinas de cardio (cinta, elíptica o bicicleta). 

2. Acondicionamiento

Incluye ejercicios aeróbicos, de resistencia, coordinación y equilibrio en un lapso de tiempo estimado entre 20 y 60 minutos.

En ese lapso de tiempo pueden ejecutarse al menos 5 ejercicios diferentes con varias series (entre 2 y 4) y repeticiones (entre 8 y 12). La clave está en saber elegir los ejercicios correctos, que den los mejores resultados en el tiempo disponible.

3. Recuperación

Consiste en volver a la calma, con ejercicios de estiramientos para relajar los músculos en un lapso de tiempo estimado de 5-10 minutos.

Un tip: Combina la rutina de entrenamiento con una dieta equilibrada para optimizar los resultados y conseguir un buen rendimiento.

En el siguiente video tutorial descubrirás algunos consejos para comenzar tu primer día de gimnasio y una rutina de ejercicios para principiantes:

Un tip: Si no puedes asistir al gimnasio, practica tu rutina de entrenamiento con pesas caseras (botellas plásticas de refresco rellenas de agua o arena) y el peso de tu cuerpo, pueden funcionar igual de bien.

Ahora que ya conoces cómo hacer una rutina diaria es momento de organizar tus días y vivir de un modo proactivo. ¿Ya tienes una? Cuéntanos en un comentario.

¡Hasta la próxima!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Entradas recomendadas
Colorear mandalas es una práctica ancestral con grandes beneficios para la salud mental y emocional.
Beneficios de colorear mandalas para el estrés y la ansiedad
Colorear mandalas encierra un poder transformador que ofrece un sinfín de beneficios para la salud mental y emocional. ¡Conoce cuáles son!
Leer más
El block de dibujo es una herramienta básica para estudiantes, ilustradores, artistas y aficionados que buscan plasmar sus ideas en papel.
Tipos de block de dibujo
El block de dibujo es una herramienta básica para estudiantes, ilustradores, artistas y aficionados. ¡Encuentra el block perfecto para ti!
Leer más
La metacognición es una habilidad que impulsa el aprendizaje efectivo.
¿Para qué sirve la metacognición?
La metacognición es la forma en la que se procesa la información de manera consciente. ¡Descubre cómo puede transformar tu forma de aprender!
Leer más

2 Comentarios


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?